La insuficiencia cardíaca es un grave problema de salud pública y una de las principales causas de hospitalización en los países desarrollados.