Lógicamente, cuando ésta llegue a manos de funcionarios también probos, capaces y honestos, el Estado se podrá ocupar de la salud pública, …