La Federación de Funcionarios de Salud Pública levantó el paro y quedó sin efecto el pedido de esencialidad del servicio en los hospitales públicos.