Para María Elena Barbagelata1"el embarazo adolescente es un grave problema de justicia social y salud pública absolutamente descuidado".