¿Y EsSalud? Mientras que los seguros privados se quedan sin clientes, el sistema de salud pública enfrenta un peligroso aumento de su cobertura.