Tres jueces de instrucción especializados en delitos contra la salud pública analizarán los dispositivos utilizados por el constructor de automóviles.